Bancarrota es un proceso legal por el cual una persona que no puede pagar sus cuentas puede obtener un inicio financiero nuevo.

La bancarrota no es para todo el mundo, y no siempre es una buena idea. Declararse en bancarrota es una decisión seria que debe ser analizada cuidadosamente. Si usted esta teniendo dificultades con deuda, es importante comenzar a comprender de que se trata la bancarrota, ya que es un proceso detallado con muchas consideraciones.

Liquidación y reorganización

Hay dos tipos de bancarrota que declaran las personas: capítulo (Chapter) 7 (liquidación) y capítulo (Chapter) 13 (reorganización). En un capítulo 7, usted puede eliminar sus obligaciones legales para pagar sus deudas pero puede perder alguna parte de su propiedad (activos). En un capítulo 13, usted entra en un plan de pago para poder ponerse al corriente y pagar sus deudas sobre un plazo de tres a cinco años.

Es importante notar que durante los 180 días antes de declarar bancarrota, usted debe haber recibido conserjería sobre presupuestos y deudas de una agencia de conserjería de crédito aprobada por el gobierno. Antes que sus deudas sean liberadas, usted debe completar un curso adicional sobre finanzas personales.

Bancarrota capítulo 7 ("liquidación")

Una bancarrota de capítulo 7, o liquidación, permite disculpar ciertas deudas, es decir, elimina su obligación legal de repagarlas. Sin embargo, cuando las deudas son aseguradas—es decir, cuando la deuda esta respaldada por un colateral como una hipoteca o un préstamo de autos—el disculpar la deuda no significa que usted puede quedarse con el colateral. Esto significa que usted puede perder su propiedad asegurada al declarar Chapter 7, a menos que usted pueda continuar haciendo pagos sobre la deuda asegurada después de haber declarado bancarrota. Adicionalmente, ciertas deudas no son disculpadas, incluyendo la mayoría de prestamos estudiantiles, pagos de manutención conyugal o de hijos , penalidades criminales y la mayoría de deudas de impuestos.

Para poder calificar para un Chapter 7, usted debe estar dentro de cierto nivel de ingresos. Usted automáticamente pasa “la prueba de medios” si su ingreso es menos que el ingreso medio en el estado. Sin embargo, aún si este no es el caso, usted podría aun calificar basado en sus ingresos y gastos.

Cuando decide si en la bancarrota es la mejor opción para usted en el momento, es importante notar que después de las deudas libradas a través de la bancarrota de capítulo 7, no podrá ingresar otra petición de capítulo 7 por ocho años.

Excepciones

Las leyes de bancarrota llamada “excepciones” protegen diferente tipos de propiedades. Esto significa que dependiendo de la propiedad que deba, usted puede quedarse con alguna parte o toda la propiedad después de declarar bancarrota. Alguien que esta aplicando para bancarrota puede usar excepciones de propiedad bajo la ley federal o excepciones de propiedad bajo la ley del estado. Es decir, que si esta considerando la bancarrota usted debe familiarizarse con las leyes de bancarrota especificas de su estado para poder comprender que propiedades puede retener. Algunas de las propiedades deben estar protegidas incluyendo pensiones y cuentas de retiro, ropa y artículos del hogar, ciertas cantidades de garantía hipotecaria o de auto, y más... Por la mayor parte, las propiedades que adquiera en el futuro, también están protegidas. Propiedades que no están exentas pueden ser vendidas para pagar a sus acreedores antes de que sus deudas sean liberadas.

Bancarrota capítulo 13 (“re-organización”)

En una bancarrota de capítulo “Chapter” 13, o re-organización, usted entra en un plan de pago para poder ponerse al día con sus deudas sobre el curso de 3 a 5 años. Para eso, usted debe tener un ingreso regular (suficiente para poder hacer los pagos) para calificar. El plan de pago que usted proponga debe ser aprobados por el estado.

La ventaja principal de una bancarrota de capítulo 13 sobre una bancarrota de capítulo 7 es que le permite mantener propiedades que puede ser perdidas bajo una bancarrota de capítulo 7 o bancarrota de liquidación. Por ejemplo, una bancarrota de capítulo 13 puede darle la oportunidad de ponerse al día en pagos sobre deudas aseguradas tales como una hipoteca o prestamos de autos, permitiéndole quedarse con su casa o automóvil. Adicionalmente, un capítulo 13 le da la habilidad de proteger propiedad valiosa que no sería perdonada bajo un capítulo 7. Sin embargo, generalmente será requerido pagar el valor no-perdonado de esta propiedad a los acreedores sobre el curso de su plan de pago.

Tome nota que durante un capítulo 13, es posible reducir la cantidad del total general debido en deudas no aseguradas como tarjetas de crédito. Adicionalmente, después de que haya completado el plan de pagos, el acreedor—en un deuda asegurada—debe tratarlo como si nunca hubiera tenido una demora si usted se ha puesto al día con sus pagos por medio del plan.

Bancarrota y reportes de crédito

Los efectos de la bancarrota en su crédito son una preocupación común e importante. Una bancarrota puede aparecer en su reporte crediticio por diez años. Si usted tiene un buen historial de crédito, el declarar bancarrota puede dificultarle obtener crédito en el futuro. Sin embargo, si usted esta demorado con sus pagos y tiene ya suficiente información negativa en su reporte de crédito, una bancarrota puede no necesariamente afectarlo para obtener crédito—una vez las deudas delincuentes hayan sido libradas. Tome nota que el declarar una bancarrota seguramente le dificultará obtener una hipoteca para comprar una vivienda.

Recuerde que mientras la bancarrota puede tener un impacto negativo en su reporte crediticio; usted puede continuar reconstruyendo su crédito con el tiempo después de haber declarado bancarrota. Mientras los reportes credititos deben ser tomados en cuenta, el declarar bancarrota dependerá de sus circunstancias.

Considerando bancarrota

Muchas situaciones de deuda pueden ser evadidas manteniendo un presupuesto, ahorrando para emergencias, y no viviendo más allá de sus ingresos. Hay también situaciones que no se pueden evadir: la perdidas de un empleo, enfermedades, accidentes, hospitalización, y destrucción de propiedad (por ejemplo, una inundación, incendio, terremoto, etc.). La bancarrota es un proceso legal que le permite a las personas que están teniendo problemas con sus deudas tener un comienzo financiero nuevo o ponerse al día con pagos demorados.

Decidiendo cuando es el mejor tiempo para declarar bancarrota también es un consideración extremamente importante. Mientras que la bancarrota puede eliminar -o proveer asistencia con sus deudas existentes- no elimina las deudas del futuro. Recuerde, luego que las deudas sean disculpadas bajo un capítulo 7, usted no puede declarar otra petición de capítulo 7 por ocho años. Si usted esta considerando declarar bancarrota necesita considerar su situación financiera completa para decidir si debe declarar, pero también cuando es el mejor tiempo para hacer la petición y no terminar en la misma situación en el futuro.

Recuerde que declarar bancarrota es un decisión seria que debe ser considerada cuidadosamente. No es un remedio rápido para salir de deudas, y no puede reemplazar la buena planificación financiera. Sin embargo, para ciertos individuos que están luchando con deuda , la bancarrota puede ser un alivio para ayudarlos.

Si usted esta considerando la bancarrota debe consultar con un abogado de su estado, ya que la bancarrota es un proceso detallado que puede ser muy complicado. Adicionalmente, debe ser cuidadoso de las compañías que le prometen liberarlo de deuda sin declarar bancarrota, y ofrecen preparar papeleo de bancarrota sin comprender su situación personal.